Elías Manzo


Elías Manzo, se presenta el domingo 21, abril 2019, a las 13:00 hrs. (Museo Manuel Felguérez)

Cuota de Recuperación
Preferente General
$50

Nacido en Zacatecas, Elías Manzo es estudiante de tiempo completo en Música, con especialidad en Piano, en la Unidad Académica de Artes de la Universidad Autónoma de Zacatecas.

A la corta edad de 9 años, debutó como solista de la Orquesta Filarmónica de Zacatecas en el Festival Cultural Zacatecas de la edición de 2013. Tres años después, fue becado para participar en el International Keyboard Institute & Festival en la Ciudad de Nueva York, donde tomó clases con diversos maestros de talla internacional como: Jerome Rose, Ilya Yakushev, Claire Huangci,Yuri Kim y Dmitry Rachmanov. En octubre de 2016, tuvo la oportunidad de presentarse en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México como solista de la Orquesta Sinfónica Nacional dentro del cuento sinfónico ¿Conoces a Wolfi? del actor Mario Iván Martínez, y posteriormente asistió como intérprete al Festival Internacional Cervantino 2016 en el Teatro Juárez de la ciudad de Guanajuato. En 2017 tocó con la Filarmónica de la UNAM en la Sala Nezahualcóyotl, la Orquesta Sinfónica de Xalapa, la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes, la Filarmónica de Zacatecas, la Camerata de Coahuila y la Filarmónica de Jalisco; siendo al día de hoy el solista más joven de México en presentarse junto a las instituciones sinfónicas más importantes de nuestro país.

Entre sus condecoraciones más importantes destacan el Premio Nacional de la Juventud 2017, el primer lugar en la IX Bienal Internacional de Piano en Mexicali de 2016, y el Concurso Nacional Yamaha-Cedros en la Ciudad de México en 2013, así como mención honorífica y tercer lugar en el Concurso Internacional de Piano Carmel Klavier en Indiana, Estados Unidos de América en 2017. Elías Manzo estudia bajo la dirección de su padre, el pianista Antonio Manzo.

Programa


Johann Sebastian Bach (1685-1750)
Preludio y Fuga No.1 en Do mayor
Preludio y Fuga No. 2 en Do meno
Partita No. 1 en Si bemol mayor BWV 825

  • Preludio
  • Allemande
  • Courante
  • Sarabande
  • Minuet I
  • Minuet II
  • Giga

Franz Joseph Haydn (1732-1809)
Sonata en Fa mayor Hob.XVI:23

  • Allegro moderato
  • Adagio
  • Finale: presto

Frédéric Chopin (1810-1849)
Estudio Op.25 No.2 en Fa menor
Estudio Op.10 No.4 en Do sostenido menor

John Field (1782-1837)
Nocturno No. 5 en Si bemol mayor

Franz Liszt (1811-1886)
Gran Estudio sobre un tema de Paganini
"La Campanella"

Se podría decir, poéticamente, que el Preludio y la Fuga en Do Mayor, del Clave bien temperado de Johann Sebastian Bach (1685-1750), es la gran puerta de entrada a la música para teclado del Padre de la música. En teoría, son dos piezas nada complejas que prácticamente todos cuantos se acercan a tocar el piano pueden acariciar, pero su significado es mucho mayor si se ve en contexto: simplemente hay que revisar aquella famosa descripción que Hans von Bulow hizo del libro completo con el que abren estas dos piezas: “es el Antiguo testamento del repertorio de los pianistas”.

Eso técnicamente, pero si buscamos una descripción más extramusical, podemos ir a la de uno de los primeros especialistas en la obra de Bach, Philipp Spitta, quien dijo de este primer par de incisos: “una pieza de fascinación indescriptible, en la que una melodía grandiosa y beatífica parece atravesar como la canción de un ángel el silencio de la noche a través del murmullo de los árboles, los bosques y los arroyos”.

Enseguida de esta introducción pianística a manera de manifiesto musical, el joven pianista zacatecano Elías Manzo nos ofrecerá la Sonata op. 53, no. 21, en do menor, mejor conocida como “Waldstein”, de Ludwig van Beethoven (1770-1827). “Una sinfonía heroica para el piano”, la describió Wilhelm Lenz. Se trata de una de las obras más brillantes y contundentes del periodo medio del genio de Bonn, una en cuyas obras se caracterizan por un virtuosismo desafiante y por temas psicológicamente retadores; en ella, explota la amplia gama de efectos del instrumento, utilizando todo el registro del teclado. El compositor la completó en 1804 en un periodo en el que también comenzaba a procesar la realidad de su sordera. Debe su nombre al Conde Waldstein de Viena, mecenas del compositor, aunque por sus acordes iniciales, también fue conocida como “La aurora”.

Publicados en tres series, catalogados como op. 10, op. 25 y otros sin número, los estudios para piano de Frederic Chopin (1810-1849), fueron publicados en la década de 1830 y representan una revolución pues no solo han funcionado como ejercicios para desarrollar la técnica de los pianistas, sino que se han convertido en verdaderos estándares del repertorio de concierto de los instrumentistas, pues representan una combinación bastante sustanciosa de dificultad técnica con contenido musical. Algunos de ellos llevan subtítulos con los que se les ha conocido: hoy escucharemos el no. 2 del op. 25, escrito en fa menor marcado como presto y que a veces suele llamársele “Las abejas”, y el no. 4 del op. 10, en la tonalidad de do sostenido menor, que tiene un carácter más apasionado.

El programa concluye con las características y muy exultantes Tres danzas argentinas, op. 2 que Alberto Ginastera (1916-1983) escribió en 1937 y con el Estudio de concierto no. 3, de la serie Grandes estudios de Paganini, que Franz Liszt (1811-1886) escribió para su lucimiento basándose en el tema del Segundo concierto para violín de Nicolo Paganini, y que es conocido por sus efectos como “La Campanella”.

Galería


Nuestro Festival

Bajo el eje temático: Cultura y Tecnología, expresiones de desarrollo y creatividad. Este máximo foro tiene por objetivo impulsar la apreciación, reconocimiento y disfrute del arte y la cultura del público zacatecano y visitantes, coadyuvando en las políticas culturales del estado para alentar una oferta amplia de manifestaciones universales.