Roger Ritter


Roger Ritter, se presenta el domingo 14, abril 2019, a las 13:00 hrs. (Museo Manuel Felguérez)

Cuota de Recuperación
Preferente General
$50

Roger Ritter es reconocido por su comprensión e interpretación de la obra de teclado de Johann Sebastian Bach, de quien ha tocado de manera integral sus invenciones, sinfonías, duetos, suites francesas y conciertos para piano y orquesta. Inició sus estudios musicales en 2012, a la edad de 11 años, bajo tutela de su padre, el pianista y compositor Rodolfo Ritter, con quien continúa su formación musical, y la directora Zaeth Ritter. Asimismo ha recibido el consejo de importantes maestros entre los que es posible mencionar a Andrés Oseguera, Alberto Cruzprieto y Guadalupe Parrondo.

El joven pianista se presentado en diversos recintos como el Palacio de Bellas Artes, la Sala Hermilo Novelo, Sala Huehuecóyotl de la Facultad Nacional de Música de la UNAM, el Museo José Luis Cuevas, el Centro Cultural Tlatelolco, el Museo Iconográfico del Qujiote en Guanajuato, la sala Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología, la Casa Carranza, el Fondo Histórico Ortiz Mena del Palacio Nacional, el Museo de la Independencia Nacional y la Casa del Tiempo de la UAM, donde realizó su debut con un programa conformado por las 15 invenciones a dos voces, las 15 sinfonías a tres voces, los cuatro duetos, una suite francesa de Bach y obras de Manuel M. Ponce, Sergei Rachmaninoff y Gyorgy Ligeti. Realizó su debut sinfónico en el Teatro de la Paz, bajo la batuta del maestro José Miramontes Zapata, con la Orquesta Sinfónica de San Luis Potosí, presentando la integral de conciertos para piano de Johann S. Bach.

En 2015 se colocó como finalista en el Concurso Cedros UP-Yamaha. Ha sido invitado a participar de numerosos ciclos y festivales, entre los que destacan el Festival Internacional COMACORAN de Dolores Hidalgo, el Festival de Piano Jóvenes en la Música del Instituto Nacional de Bellas Artes y el Festival Internacional de Música Antigua y Barroca de San Luis Potosí en dos emisiones.

Programa


Johann Sebastian Bach (1685-1750)

J.S. Bach / Kempff

  • Jesus bleibet meine Freude BMW.147
  • Siciliano de la Sonata de Flauta BWV.1031
  • Largo del Concierto para teclado en fa menor BWV. 1056

Las seis suites francesas BWV 812-817

  • Suite No.1 en Re menor BWV.812 Allemande. Courante. Sarabande. Menuet I. Menuet II. Gigue
  • Suite No.2 en Do menor BWV.813 Allemande. Courante. Sarabande. Air. Menuet. Menuet II. Gigue
  • Suite No.3 en Si menor BWV.814 Allemande. Courante. Sarabande. Menuet. Anglaise. Gigue
  • Suite No.4 en Mi bemol BWV.815 Präludium. Allemande. Courante. Sarabande. Gavotte. Gavotte II. Menuet. Air. Gigue
  • Suite No.5 en Sol BWV.816 Allemande. Courante. Sarabande. Gavotte. Bourrée. Loure. Gigue
  • Suite No.6 en Mi BWV.817 Allemande. Courante. Sarabande. Gavotte. Bourrée. Menuet. Gigue

Jovencísimo pianista conocido ya por su comprensión y claridad con la que aborda la obra de Johann Sebastian Bach (1685-1750), Roger Ritter presenta hoy un recital dividido en dos grupos a partir de la obra para teclado de quien es considerado el Padre de la música: por un lado, las Seis suites francesas escritas para el clave, en el que el intimismo y la estética barroca juegan un papel preponderante en la concepción de la obra misma dada su naturaleza “original”, menos portentosa para la que fueron concebidas; y por otro, tres de las transcripciones que Wilhelm Kempff (1895-1991) preparó para el piano a partir de obras de distinta naturaleza: una sonata para flauta, una cantata y un concierto para clave y orquesta, en las que la sonoridad y la claridad requerida es tan preponderante como el entendimiento de la paleta para la que habían sido concebidas originalmente, trasladar lo que se escribió para varios instrumentos –o voces- ahora en uno solo.

Recordado como uno de los más grandes y portentosos pianistas del siglo XX, Kempff preparó a lo largo de su vida diversas transcripciones para el piano de obras de distinta naturaleza que hoy se tocan con especial reverencia. No fue el único que ha entrado al arte de la transcripción y tampoco el único avocado en Bach, pero las suyas son especiales, más contemplativas que exultantes como las de, por decir un ejemplo, Busoni; ni se diga las de Liszt.

Quizá reconozca el inciso de la Cantata BWV 147, conocida como “Jesús, alegría de los hombres”, que contiene una de las melodías más presentes en el inconsciente del público. En esta transcripción, prevalece el uso de la mano izquierda y algunos efectos que intentan imitar el sonido del órgano, instrumento que Kempff también dominaba. El de la “Siciliana” de la Sonata para flauta BWV 1031 es uno de los “arreglos” a los que se les guarda mejor estima, esto es porque es uno de los más claros de la pureza que Kempff buscaba cuando ejecutaba a Bach: la simplicidad moderada; más que elaborada, es una de las transcripciones más transparentes. Del Concierto en fa menor BWV 1056 escucharemos su movimiento Largo. Quizá se reconozca también su melodía pues constituye el mismo material en el que Bach basó su cantata BWV 156, “Estoy ya con un pie en la tumba”: lo que destaca de ésta transcripción es la naturalidad con la que cada instrumento “orquestal” aparece en las texturas pianísticas.

Las Seis suites francesas enumeradas en el catálogo BWV del 812 al 817 son una serie de seis obras para teclado que Bach escribió en el periodo más prolífico de su carrera, cuando estaba por llegar a los 40 años. De esta misma época fue el Clave bien temperado, ese importante corpus también para teclado; junto a ese libro, Bach utilizó las Suites como una parte integral del repertorio que dedicaba a sus alumnos para su formación. Guardan mucho parecido con sus pares “inglesas”, aunque éstas seis no tienen preludio y en general son más cortas; estilísticamente tienen también una gracia más elegante. Y no debe olvidarse que fueron una especie de regalo de bodas para su joven esposa Anna Magdalena, lo que les agrega un sentido extramusical más particular.

Galería


Nuestro Festival

Bajo el eje temático: Cultura y Tecnología, expresiones de desarrollo y creatividad. Este máximo foro tiene por objetivo impulsar la apreciación, reconocimiento y disfrute del arte y la cultura del público zacatecano y visitantes, coadyuvando en las políticas culturales del estado para alentar una oferta amplia de manifestaciones universales.